Pros y contras de abrir una franquicia

Si estás pensando en emprender tu negocio y es la primera vez, te explicamos los pros y contras de abrir una franquicia.

Las franquicias son modelos de negocio que han demostrado su fiabilidad e invertido en crear una imagen de marca reconocida. Si no tienes experiencia como empresario, la experiencia contrastada que te aportan y la publicidad y prestigio con la que se viste tu negocio desde el primer momento te ayuda a pasar por dos de los problemas más difíciles de la apertura: el de hacerlo rentable y el de darlo a conocer. Pero no nos engañemos, quien crea que está comprando un puesto de trabajo y que sólo tiene que dedicarse a seguir cuatro pasos, está muy equivocado. Serás un empresario y, por tanto, el que arriesgue el dinero y el único responsable de que marche bien. Claro que, por el bien de la imagen de la marca franquiciadora, esta hará todo lo posible porque así sea.

¿Cuánto cuesta una franquicia?

Está claro que el valor de una franquicia, de su modelo de negocio y su marca, tiene un precio. ¿Cuál? El que esta se otorgue: El canon de apertura puede suponer desde 10.000 a 24.000€, o incluso más en función del prestigio de la marca franquiciadora. Un porcentaje de los beneficios será para ella también en forma de royalties de explotación (de cuota fija o variable), por ejemplo de un 5%, por dar una cifra aproximativa. Y por último puede añadir un canon de marketing, que es el porcentaje que se aporta para costear las labores comunes de promoción, difusión o representación en eventos.

¿Y por qué habría de seguir pagando una vez que ya me han enseñado todo?

Primero, por el valor de la marca y de su captación de clientes. Segundo, porque su compromiso pasa por seguir asesorándote y transmitiéndote las mejoras del modelo de negocio. Tercero, porque te permite acceder a mejores condiciones de los proveedores. Cuarto y no menos importante, porque tienes un contrato que así lo indica; de hecho, es probable que incluya una cláusula que te prohíba reabrir en el mismo local o un negocio similar durante al menos un año.

¿Alguna ventaja más?

Sí. A la hora de pedir un crédito, los bancos son más proclives a concedértelo si vas a abrir una franquicia, ya que cuentan con la experiencia contrastada de un modelo existente. Eso sí, antes de apostar por una marca es muy importante que realices una labor de investigación previa: cuánto tiempo lleva en el mercado, cuántas franquicias abren y cuántas han cerrado, etc.


Esperamos que este post te haya resultado interesante. Coméntanos si tienes alguna duda o comentario. Si quieres más información, puedes asesorarte en una consultora como mundoFranquicia . Si además necesitas calcular cuánto te puede costar la reforma del local y la licencia de apertura, consúltanos sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *